Cómo mantener una cerradura en buen estado

Cómo mantener una cerradura en buen estado

¿Cómo mantener una cerradura en buen estado? Aunque la mejor opción a la hora de realizar el mantenimiento a una cerradura es contactar con un profesional, como en Cerrajeros Badajoz; No deja de ser recomendable ejecutar ciertas técnicas caseras que no son ni muy complejas ni perjudiciales, y pueden dar buenos resultados.

La primera recomendación que te podemos dar desde Cerrajeros Badajoz , es evitar el uso de lubricantes. Estos, desde nuestra experiencia están lejos de provocar algún beneficio, ya que son capaces de hacer que nuestra cerradura trabaje peor, debido a la posibilidad de que se creen incrustaciones que no son fáciles de extraer y pueden provocar la pérdida total de la cerradura.

Sin embargo te recomendamos, que uses el polvo de grafito, ya que este material sí que se trata de una buena opción que puede hacer que en tu cerradura aumente la suavidad entorno al contacto con la llave. Con esto conseguiremos que cuando las llaves se queden trabadas con frecuencia, este método te ayudará para evitar que se genere un atasco final que sea más difícil de corregir.
En caso de que quieras limpiar el polvo acumulado en el exterior, lo puedes hacer fácilmente con paño de microfibras humedecido ligeramente con agua; No necesitas hacer uso de detergentes, desengrasantes, lejías ni cualquier otro producto de este tipo.

Tips para mantener un buen estado tu cerradura

La función de una cerradura es proteger cierto lugar de la entrada de intrusos. Se ha utilizado desde hace mucho tiempo para mantener seguras nuestras pertenencias y mantener a salvo nuestra intimidad.
Sin embargo, muchas son las personas que tienen dudas sobre lo que es correcto y lo que no al utilizarlas. Por ese motivo desde Cerrajeros Badajoz te traemos unos tips para esas personas que siempre están en búsqueda de buenos consejos.

Para su instalación

Existe en el mercado una gran variedad de modelos de cerraduras, en el que puedes elegir la funcionalidad que cubra tu necesidad; evidentemente no es lo mismo una cerradura para la puerta de entrada, que una cerradura para una habitación.
Al momento de instalar una cerradura no es recomendable dar golpes para que entre en el agujero de la puerta; ya que esta acción puede no causar daños serios en su presencia externa, pero si en su mecanismo interno.

Para el uso de llaves

Las cerraduras traen una cantidad de llaves originales, suelen ser dos o más.
Estas llaves las deberás mantener en buen estado, así como las copias que puedas sacar por tu cuenta para completar la distribución de llaves entre los miembros de la familia.
Por eso, un acto que no debes hacer es utilizar la llave cuando esta tenga algún desperfecto, por ejemplo que la llave esté doblada, aunque funcione bien. Esta imperfección puede ir generando daños internos a la cerradura, reduciendo la vida útil de la cerradura.

Del mismo modo, la llave tiene siempre que introducirse por completo, hasta que llegue al punto correcto para poder girarla. Al no hacerlo, se está sometiendo a un forzamiento innecesario tanto a la llave como a la cerradura, pudiendo ocasionar que la llave se rompa y quede algún trozo incrustado. Si esto llegase a ocurrir lo mejor sería ponerse en contacto con un profesional como Cerrajeros Badajoz .

Otra acción que debemos evitar respecto a las llaves, es que estas no deben permanecer dentro de la cerradura más tiempo del necesario. Hay muchas personas que después de cerrar la puerta echan el seguro y dejan puesta allí la llave para tenerla a mano para el día siguiente. Esta es una mala práctica que puede hacer que se desgaste la mecánica interna de la cerradura.

Cuando debemos realizar el mantenimiento

No se trata de hacer un mantenimiento preventivo ni planificarlo, esto no es lo correcto. Aunque sea difícil de creer, realizar este procedimiento de forma mensual, por ejemplo, porque puede ser contraproducente.
El momento adecuado llega en instante justo cuando la cerradura empieza a fallar. Esto es fácil de notar porque cuesta girar la llave, o no entra con facilidad, o se queda atascada al intentar sacarla…
El mayor problema de no actuar en el momento preciso en este asunto es que puede generar un atasco en la puerta con el seguro y quedar inservible momentáneamente. De no ser así, se puede seguir el procedimiento siguiente, que es bastante simple; un consejo es tener la puerta abierta durante el proceso para tener acceso a la cerradura por ambos lados.

  1. Con un destornillador saca todos los tornillos que sujetan la cerradura, asegúrate de guardar bien estos tornillos para cuando el proceso finalice.
  2. Ahora hay que extraer la manilla y el embellecedor que siempre se coloca, quitando esto tendremos acceso al mecanismo interno de la cerradura.
  3. Con la ayuda de una brocha pequeña o un cepillo viejo, procedemos a eliminar todo el polvo, este proceso se debe realizar con suavidad para que no causemos ningún daño a la estructura interna.
  4. Como hemos mencionado antes, será necesario aplicar polvo de grafito, el producto generalmente se puede conseguir en tiendas orientadas a este tipo de productos (ferretería o tienda de bricolaje), en su envase suele incluir un aplicador, lo que hará que el proceso sea más fácil.
  5. Para finalizar se vuelve a colocar todos los tornillos, la manilla y el embellecedor, y dejamos la cerradura de la misma manera como estaba al inicio.

Después de este proceso la cerradura debería volver a funcionar con normalidad; De no ser así, deberás contactar con un profesional como Cerrajeros Badajoz para que te aconseje.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat